viernes, 18 de septiembre de 2009

Tus hijos no son tuyos...


Lo que hace leer tanto periódico, ver tanta tele y tanta noticia y programa, con eso de no poder moverse una del sofá de casa.
Parece que el tema de actualidad (aparte del innombrable y que durará en España hasta el 2014!!!) son los niños, en todas sus pueriles acepciones.
Los niños, nuestros niños, nuestros hijos y los de los demás. (Ojo, digo niños porque bien es sabido que el plural incluye los dos géneros, eh?).
Ellos están siendo el punto de mira de programas del corazón (hijos de famosos y su derecho a la intimidad), noticias de diarios (hijos escolarizados y su derecho a PASAR de curso y de profesores), normativa legal (hijos respetuosos con sus profesores, tutores...y padres? Lo son con estos últimos para poder serlo con los otros?), sucesos (desapariciones de hijos menores de edad)...polémica servida en bandeja en general. (Hijos libres, no libertinos, queridos, no consentidos, educados, no malcriados).
Se me viene a la mente este texto extraído de “El profeta” la obra cumbre de Khalil Gibran, novelista y poeta libanés (1883-1931), que expresa muy bien algo que los padres no suelen tener en cuenta. Y si no, lean:

Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida,
deseosa de sí misma.

No vienen de ti,
sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos,
pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas,
porque ellos
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerles semejantes a ti,
porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas,
son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero,
sea para la felicidad.

No hay comentarios: