sábado, 18 de abril de 2009

Los vestidos catetitos


No paro de mirar la foto de las Infantas con estos vestidos y... los conjuntitos elegidos por su madre tienen algo que no me convence.

Y es que ese estampado floreado oscuro me ha traído recuerdos de mi niñez. A la memoria se me vienen unos vestidos que nos compró mi madre a la vuelta de la playa y de paso por Lepe a los que ella bautizó como "los vestidos catetitos", por los que nosotras sentíamos devoción porque eran de esa viyela suaaave...a pesar del estampadito que tenían lo vestidos de marras.

Debe ser la combinación con esos leotardos color "entreverao", de mezclilla natural de algodón sin blanquear, con el tono de las merceditas color....bueno, dejémoslo en avellana, por no hablar de la moñita extra que llevan las de la Infanta Leonor. (¿Un cruce entre manoletina-mercedita?)

Se ve que a pesar de todo, Doña Leticia está muy pendiente de su imagen y de la que den sus niñas, si no, no tiene explicación esta subida de pierna a lo flamenco para arreglarse disimuladamente? el bajo del pantalón blanco con alguna transparencia para una Misa???

Me ha llamado la atención también, el acicalamiento excesivo de la melenita de la Infanta, cual madre de artista que va a salir a actuar, poco procedente para mi gusto al restar la naturalidad deseable a una simple salida de un coche para acudir a un acto. (No quiero pensar lo que le quede a esa niña cuando cumpla 20 años)

http://www.youtube.com/watch?v=Ug0DPoeFqoo

Y ya me he ido al archivo fotográfico de los modelos con los que nos han deleitado las niñas y la verdad, no sé como todavía me sigo asombrando.

Yo pensaba que sólo eran los americanos los que tenían tan mal gusto para vestir a sus bebés con colores inapropiados para su corta edad. Esos tonos marrones oscuros, azules casi negros, grises, marengos, beiges...que lo que hacen a las pobres criaturas es darles un mal color debido al reflejo de la prenda que llevan en sus caritas sonrosaditas o casi inmaculadas.

Por mucho que las niñas en general estén muy graciosas vestidas "a conjunto" como sus madres, hay que saber qué tipo de colores escoger, para que mis hijas puedan ir sobre esos tonos, y no al contrario.

Si no, se corre el riesgo de que parezcan "viejas recortás", sí, lindísimas...pero, ¿y esa manía de querer anticipar la única vestimenta que problemente van a usar más adelante y por muuchos años? Porque que yo sepa, para atrás no se puede ir, y el momento de usar baberitos y baberolas, tonos blancos, celestes y rosas bebés, encajes de valencié y tiras bordadas, piqués y batistas, pasa muy rápido, aunque ahora muchas de esas niñas que no los llevaron en su día, quieran recuperar el tiempo perdido con tanto vestido baby doll.

(Qué colores más veraniegos para todos, menos para la Infanta Leonor, ¿no? Negro o azul casi negro)

(¿Son rayas blancas y de nuevo "negras"?)


(Por no hablar del largo tobillero de este vestido)

(¿Zapatos negros para una niña de meses con ropa clara?)
(¿Pantalones grises para sus primeros pasos? Si tiene que costar trabajo hasta quitarlos para cambiar el pañal...)

Todavía tengo grabada en mi retina esta imagen de "crueldad intolerable": recién nacido con pantalones vaqueros (con lo duros que son por mucho elastano que lleven) con botines o zapatillas de deporte "ideales para que el niño tenga el día de mañana el pie bien formado sin problemas de pies planos"... Si es que todo el mundo se puede llamar padre o madre, que lo serán porque indiscutiblemente los han traído al mundo, pero después se quejarán de cómo le salen sus retoñitos... Y sólo se está hablando de las repercusiones de la ropa, eh?

9 comentarios:

laermanísima dijo...

Parece que somos familia...y es que opino igual. Todavía recuerdo aquellas que me llamaban antigua por vestir a mi hijo recién nacido con batones!! Con lo cómodos que son para cambiarles los pañales, esos que cambias cada hora prácticamente. No se cómo se las arreglan las mamás que ponen esos vaqueros con botines incluidos para vestirlos y desvestirlos en poco tiempo, porque recordemos que no son muñecos y no se están quietos.

Por otro lado hay vestidos monísimos de niñas (los niños están más limitados, cierto es) cortitos con las braguitas a juego. Me da pena cuándo veo a tanta Mélody con ombligo al aire y pantalón a la cadera con cuatro cortos años, con la de tiempo que van a tener para ponerse ropa "modernita"!!!

Pero ante todo tolerancia, cada madre- padre que le ponga a su hija lo que quiera. Aunque pensando en la princesa, debería recurrir a un asesor de imagen infantil.

laermanísima dijo...

Continuo...y es que se me ha pasado un detalle y más que un detalle una llamada a esas tiendas que sólo tienen ropa de niño para disfrazarlos de raperos o hiphoperos!!!

Por lo general (quitando las tiendas pimpis dónde están los pantalones por las ingles para un niño de cuatro años)...la moda infantil-niño está inspirada en el programa Fama y a bailar. Sólo hay que observar un poco. Sudaderas, pantalones anchos, botines...yo sólo quiero vestir a mi hijo con pantalones normales y camisas sin un logotipo enorme o parches por totos lados.

Siempre nos quedarán los polos para el verano y las zapatillas victoria...

Cris Sevilla dijo...

jajaja... tengo poco que añadir pq opino exactamente igual que ustedes... por lo que solo añadiré... AMEN!
Besitos!!!

MON dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, d hecho aunque no soy madre sí soy tía y mis sobrinos visten muy bien porque sus madres, Gracias a Dios, han heredado el buen gusto de su abuela y mientras han sido y son bebes van con batones o faldones y conforme van creciendo....hay algunas tiendas especializadas con ropa muy bonita para niños.

¡PAT! ya tienes próximo tema para el blog!!!! a hablar de las tienas de moda infantil!!!!

Anónimo dijo...

Súper de acuerdo. El aire general es "quiero pero no puedo". Una pena, porque las niñas son una monada.
Yo tengo dos hijos pequeños y me cuesta mucho encontrar cosas bonitas y asequibles para vestirlos, ya que las firmas se empeñan en vestirlos como mini guerrilleros o mini cowboys. Del tema zapatos, mejor ni hablar... Es imposible encontrar un zapato bonito que no sea el típico zapatito inglés.
Por todas estas razones, creé un blog de tiendas infantiles online llamado POSHETTE (http://poshette.blogspot.com/), para que la gente, estuviese donde estuviese, pudiese acceder a cosas bonitas y con buen gusto.
A ver si os gusta...
Un abrazo,
delikathe

Lola dijo...

Buenos días,
Menudo repasito ... sólo ha quedado por hacer un estudio comparativo "imagen de los hijos de las cuñadas versus imagen de las hijas de la nuera"... jejeje

Yo la verdad que a mi hija le he puesto casi de todo tipo de estilos,desde super ñoñita a modernita, creo que hay momentos para todo. Cierto es que el vaquero no debe ser muy cómodo y eso por ejemplo no lo probó, pero vestidos marroncitos si se los puse aunque no me terminó de convencer. Creo que entristecen la carita de los bebes pero de ahi a ceñirnos unicamente a los colores pastel pues tampoco.

Besitos

Lola dijo...

Por cierto me encanta el blog de POSHETTE, habrá que consultarlo tranquilamente,muy completo.

Laura dijo...

Cada uno viste a sus hijos como quiere y del color que quiere. De hecho, más cateto que creer que los niños sólo pueden ir de blanco, rosa y azul...

Además, estoy cansada de ver a madres por la calle que se paran y sacan el peine, rehacen las coletas de sus niñas, limpian caras y manos... y todo porque quieren que su hijo esté bien (ya que ellos solos no saben hacérselo) y no porque tengan una pretensión de "lucirse" o "salir a actuar".

Quizás si Letizia fuera miembro de la realeza de otro país... o quizás si en su vida anterior hubiera sido alguien más importante....Pero es que desde que se supo que es "una mortal" como todas nosotras, la red y muchos blogs huelen a envidia que "tiran patrás".

Pecaspatty dijo...

Hola Laura. A lo que me refería cuando digo que los colores clásicos de los niños son el rosa, blanco, celeste (por algo se han usado desde siempre) es a que el abanico de colores que se puede usar para niños sin tocar el negro o marrón, es tan amplio que se pueden prescindir de esos colores mortíferos para ellos.

Ains, sí, yo también estoy cansada de ver a madres que casi no dejan respirar a sus niños con tal de que lleguen a casa tal y como salieron. Por favor¡Son niños!

Y no me voy a poner a hablar de cómo llevan a las pobres criaturitas de la realeza de otros países porque me quedo sin entradas para el blog entonces.

Estoy contentísima de que el príncipe se haya casado por amor con una "plebeya" que está por sus estudios y su importante profesión anterior lo suficientemente preparada para hacer frente a un cargo de tal responsabilidad. Eso no quita que se opine de su gusto al vestir, porque la misma crítica le hubiera hecho aunque hubiera sido alguien de la nobleza.

Y parece que ya se olvida cómo han sido bombardeadas de siempre, la Reina e Infantas con los modelitos que llevaban, porque ya se sabe que nunca se está al gusto de todos.

Saludos!