jueves, 10 de julio de 2008

Tatuajes glamurosos?


Me preguntan en el comentario de la última entrada, si los tatuajes son glamurosos...uhmmm.

Si le hubieran preguntado a mi abuela hubiera dicho que esas cosas sólo las llevan los marinos y presidiarios.


Pero muuucho ha llovido desde entonces y hay tanta famosa que lo lleva que contagian al resto del personal a llevarlo. (Igual que marcan tendencia con la ropa, bolsas, zapatos, que suelen mostrar en sus apariciones públicas).


Hubo una época (de éstas de rebeldía) en la que quise hacerme uno. No sé si porque me pilló en uno de esos momentos de necesidad de transformación que se empezase a notar desde el exterior o más que nada por fastidiar a mi madre que es de la misma opinión que mi abuela, pero sopesé tanto los pros y los contras que terminé por no hacérmelo.

La primera y fundamental razón es que tengo un punto aprensivo que nada más pensar en esa aguja que perfora tu piel cual labor de petit-point e introduce tinta en la misma, con la posible infección a coger (Pamela Anderson cogió hepatitis C), casi me hace caerme de espaldas y perder el conocimiento.

Y después, que es para toda la vida. A menos que puedas (económicamente) quitártelo con láser.


Y creo que todo tiene una edad. Porque si no, te ves con 50 ó 60 años, (ver fotos de Jessica Lange y Melanie) con la piel ya ajada por el paso del tiempo con su tatuaje ahí, todo arrugadito...


Por no hablar de las diferentes etapas de la vida por las que pasa una mujer: si te quedas embarazada y te lo colocas en lugar en el que la piel termine estirándose mucho al cabo de los 9 meses, el tatuaje puede acabar que no haya quien lo reconozca. (Sé de un caso en el que el tatuaje era un Tweety o Piolín en la barriga y terminó pareciendo que tenía la cabeza quebrada). Y si en el momento del parto quieres la epidural y se te ha ocurrido hacértelo donde la espalda pierde su casto nombre, el anestesista se podrá negar a ponértela por posibilidad de infectar con el pigmento de la tinta a la médula. Ea, parto natural y tú sin saberlo.


Porque otra duda que me surge es que si te lo haces y pasas dolor por ello, por lo menos que se vea el fruto de tu sufrimiento, ¿no? ¿Qué sentido tiene hacértelo en un lugar en el que cueste trabajo encontrártelo? ¿A modo de recordatorio tipo película "Memento"? Pero si ni siquiera te lo puedes ver bien ni con la ayuda de un espejo para tener siempre presente esa frase que te marcó....


Y parece ser que también crea adicción: se empieza con uno y terminas con 12 ó 13 (preciosísimos, ya no te hará falta tomar el sol, porque no tendrás piel para ello), como Angelina Jolie, Drew Barrymoore, Pink, etc.

En definitiva, yo probaría antes con uno tipo calcomanía para comprobar que estás convencida de hacértelo, del lugar en que irá y de lo que vaya a ser. (Parece que no es nada recomendable el nombre del último novio, por ejemplo. No sabe una las vueltas que puede dar la vida!)



Sienna Miller



Pink



Rihanna


Drew Barrymoore




Jessica Alba




Eva Longoria


Melanie



Elsa Pataky


Christy Turlington


Charlize Theron


Julia Roberts



Kate Hudson




Lindsay Lohan


Avril Lavigne



Britney Spears




Jessica Lange


Pamela Anderson


Nicky Hilton


Gisele Bundchen



Penélope Cruz




Angelina Jolie




Nicole Richie

Amaral

En definitiva, según mi modesta opinión el llevar un tatuaje no hace que seas más glamurosa, ni que lo parezcas. Todo es una cuestión mental y depende de tener o no una condición natural para ello...¿O no?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, en realidad, lo del tatuaje era por darle un poco de cambio a mi "moderada", que no monótona vida, pero como en realidad a mí no me gusta correr riesgos, y lo que quiero es en realidad es comprobar lo que pasaría si los corriera, me pondré la calcamonía, así veré mi reacción, la de mi "m", y siempre con la posibilidad de la vuelta atrás. Porque yo en realidad, soy de la opinión de tu abuela y tu madre.

Como modelo tomaré Eva Longoria y a Elsa Pataky, son con las que más me identifico, que ¿por qué?, por la talla, ¿de qué?, primero la talla, el tamaño del tatuaje, y después creo que tenemos el mismo cuerpo, quiero decir, la misma medida, me explico, que somos las tres cortas de talla (bajiiiiiitas).

Lo que no he encontrado es donde lo tiene Penélope Cruz, de todas formas, me da igual. Porque ya me ha quedado claro con tu opinión y tu gran sabiduría lo que tengo que hacer, lo comprobaréis en los próximos días...

Pecaspatty dijo...

La Pe lo tiene en su tobillo derecho. Por lo visto es una fanática de la numerología y se tatuó los números 883, según se cuenta porque significa lo que prima y rige en su vida: El 8 significa dinero, poder y éxito (lo pone dos veces para afianzar esto), y el 3 significa destreza en la comunicación y creatividad.
Cómo es la Pe con lo chica que es también....

Anónimo dijo...

qué de timepo sin entrar.
creo que ya lo he dicho muchas veces, me niego a hacer con mi cuerpo lo que los nazis hacían a judíos, gitanos, y demás "vagos y maleantes"
Y sí, una buena opción para quien quiera probar es la de los tatuajes de henna (u otros que no recuerdo de qué material son que desaparecen con el tiempo).
V.

Patri dijo...

No tengo nada en contra de ellos..pero no me pondría uno!!! sé lo que cuesta al cuerpo luego si en un momento quieres quitártelo...y que va..quita, quita... Un abrazo

Berta (la hermanísima, lo siento Chika) dijo...

Yo, como bien sabes, me uno a las celebritis. Los tatuajes te condionan mucho(es cierto),pero yo formo parte de la opinión que es arte expresado de otra manera. ¿No nos taladramos las orejas para toda la vida? Son costumbres que está arraigadas en nuestra sociedad, de ahí que no nos llamen la atención. Lo que tengo seguro es que si fuera cantante o motera, tendría mi cuerpo entero tatuado, pero como me dedico a otra cosa muy diferente, me tengo que conformar con uno al que le tengo mucho cariño, y me recuerda siempre algo muy importante para mi en la vida.

No me gusta el hecho de hacerte un tatuaje por moda, las modas pasan, o escribirte un nombre en chino, que Dios sabe lo que pone!, lo mismo el chinito traductor tenía un día de guasa y te puso una gracia tatuada para toda la vida...Mi tatuaje lo dibujé yo, original hasta la muerte, vamos! me horroriza que alguien vaya vestida igual que yo, imáginate dos tatuajes iguales, me muero!!

Pat, se te ha olvidado poner, el tatuaje maravilloso que tiene en la espalda Eva Amaral.

Pecaspatty dijo...

No creo que tatuarse todo el cuerpo sea una costumbre implantada en ninguna sociedad. De hecho y a pesar del tiempo que llevamos viendo gente tatuada, nos sigue llamando la atención. Es igual que los que se taladran casi todo el cuerpo. Se decía que el perforar las orejas a las niñas no obedecía a ningún arte o moda, era porque coincidía con un punto de acupuntura para evitar el dolor (de la regla, parto...), por los que los que estén completamente perforados ni sentirán ni padecerán...jeje.

Ahí está la foto de Amaral, que da grima sólo de verla y de pensar los días que habrá tenido que estar la pobre durmiendo boca abajo...

Lo siento. Para mí no es comparable un tatuaje a una obra de arte.

En principio porque no se pueden "admirar" siempre, por eso entre otras cosas, ello obliga a que se lleven los pantalones medio caídos, para que los que vayamos andando detrás podamos "disfrutar" del tatuaje independientemente del tamaño del "lienzo" en el que vaya...y los hay de 2x2 que más vale que se lo taparan porque llama más la atención el continente que el contenido. Y nada más pensar en el frío que va a pasar Amaral en invierno para que sigamos viendo "elarte" de su espalda...Porque para disfrute propio no será. No creo que vaya andando pegada a un espejo para podérselo ver siempre...(El tuyo tampoco te lo ves siempre...O sea que si no te lo ves, aunque sepas que lo tienes, es como si recordaras siempre el motivo por el que te lo hiciste sin necesidad de mirar el tatuaje...Entonces, ¿para qué te lo hiciste? ¿Por si alguna vez se te olvida? Y si algo se olvida no sería tan importante ¿No? O es para eso, para evitar que algún día se olvide.).

En fin, no discuto que sus razones tendrá el hacerse un tatuaje. Pero arte, arte...También llaman arte a las esculturas humanas de Günther von Hagens. (Échale un vistazo y me cuentas).

Y por último, para mí el concepto de arte no supone sufrimiento ni dolor (todo lo contrario, disfrute mientras se crea y satisfacción cuando ves la obra ya acabada y los demás pueden disfrutar de ella). Y creo que doler, duelen los tatuajes, eh? Durante y después, hasta que se curan y se secan y si se hace bien la cura porque pueden infectarse, crear postilla...

Berta dijo...

Que exagerada eres!! Doler duelen,pero más me duele depilarme las ingles y axilas, y lo hago con más fracuencia, créeme...También me quedan secuelas después de cada sesión depilatoria y eso no me lo hago por gusto, sino por obligación.

Es cuestión de gustos, como todo.

Anónimo dijo...

Pues creo que tienes mucha razón, un tatuaje es algo que tienes que pensar muy bien y con la cabeza fría, ya que si te dejas llevar por la emocion del momento puede despues de un tiempo a puedes arrepentirte y te lo digo por experiencia propia, en mi epoca de universitaria decidi haceme uno era una estrella mudejar y dentro de ella el simbolo alquimista del plomo; en esos dias estaba traumada con la quimica ya que eso es a lo que me dedico ahora y para los que saben de arte ya sabran que es el mudejar; por lo tanto para mi tenia algo artistico ya que anteriormente habia estudiado dos semestres artes platicas asi que si es de arte si tenia algo. Decidi hacermelo en la pelvis, ya ha pasdo el tiempo y me arrepiento mucho pues me desempeño en un laboratorio y cometi el error de contarle a uno de ellos que tenia un tatuaje y ahora por ello me creen con la mentalidad de una adolecente rockera, la cual esa etapa ya paso en mi y ahora soy una profesionista por lo cual quiero que me traten por ello ya que me costo 5 años de arduo trabajo llegar hasta aqui, ademas que si duele y despues cuando se cicatrisa, quisas los primero años se ve genial pero despues puerde color y ya no se ve tan genial.

Asi que si desean les recomiendo que lo piensen bien, ya que es algo que las acompañara por el resto de su vida y en mi opinion mas sincera creo que son sexis mas no sensuales. y lo digo por experiencia propia

Anónimo dijo...

Que un tatuaje te condiciona en el trabajo? Venga ya! Si no se que más te da. Además si no quieres que nadie lo sepa, para que lo cuentas? Jaja que tontería, yo llevo más de un tatuaje, por decirte que mis brazos y mi espalda están llenas. Tengo trabajo y he tenido muchos fijos a lo largo de mi vida. Es un arte que la gente no valora.