martes, 12 de enero de 2010

The Holiday

Hay películas que a pesar de no gozar de los halagos de la crítica de cine, son de esas que te dejan un buen sabor de boca cuando las ves.
A mí me pasa eso con unas cuentas, y por las fechas que teníamos encima, me tocaba dejar a un lado el clásico incomparable que suelo ver casi todas las Navidades, "Qué Bello es Vivir" y recordar esta vez "The Holiday".

¿Qué hace que una película como ésta, te atraiga y repitas verla de cuando en cuando?

Hay mucho más que un simple guión de corazones rotos e intercambio de casas para pasar las vacaciones... (qué pena que esta costumbre no se estile aquí como en otros países europeos).

Hay todo un no aparente cuidado vestuario detrás de ella que se nos va metiendo por los ojos y sin darnos cuenta, nos va apeteciendo soñar con parecernos a las protagonistas y...


Llevar ese pijama de algodón de seda de Frette



Ese colgante de Renee Lewis


Salir a la helada campiña inglesa con una bufanda rayada de cashmere de Miu Miu


Llevar un abrigado suéter de Ralph Lauren

O dar una vuelta al perro con una trenca de Louis Vuitton y botas de Prada...


Y estar en casa con una rebeca de ochos de TSE Cashmere


Aunque mi favorito es este abrigo de lana de Christian Dior

O verme de esta guisa con estos guantes mitones-manoplas de Barney's New York




Y en estas circunstancias si alguien así llamara a tu puerta ¿Le abrirías?

Casi todo el vestuario de Jude Law es de Polo Ralph Lauren.

Tampoco se escapa a la perfecta caracterización Kate Winslet, con su cárdigan de Rebecca Taylor y su top azul de seda de Vera Wang


Asistiendo a una cena con un chaleco de lana de la diseñadora irlandesa Lainey Keogh


Por no hablar de los exteriores...
E interiores, y es que la directora de la película Nancy Meyers cuida especialmente estos detalles en todos sus films y hacen que la casita inglesa de Iris sea tan acogedora y taaan inglesa...
Como tener una cocina como ésta con esa lámpara de techo y pequeñas lamparitas auxiliares en la misma que den otros puntos de luz
Poner fuentes con fruta, mezclar tapizados de flores y rayas con terciopelo, y marcar el contraste con cojines rojos en el salón, que den un ambiente cálido como resultado,
En comparación con la moderna aunque fría casa de Los Ángeles de Amanda...
Que no son sino el reflejo de sus respectivas moradoras, ¿no?

3 comentarios:

MON dijo...

Me encanta esa película y desde luego yo si abriría si alguien como "ese" llamara a mi puerta.....jajajajaja

Pecaspatty dijo...

Ja, ja, ja...como tonta no? Quién sabe? A veces los sueños se hacen realidad...
Hay que conservar la ilusión siempre!

Anónimo dijo...

arb: bueno, ya te creía que tenías el blog olvidado...muchos días sin novedades, estaba extrañada. Q bien q vuelve a estar operativo. Me encanta todo, todo: la casa, la ropa, gente guapa q maravilla!!ya... esto no es la vida real, pero ayuda a evadirse un poco de la crisis, las noticias de la tele....etc. bss gupa.