jueves, 12 de febrero de 2009

El Curioso Caso de Benjamin Button

A veces se te atrofia el sentido de tanto ver revistas de moda, pases, blogs, escaparates, tiendas y todo lo que esté relacionado, y necesitas desconectar para que la creatividad e imaginación vuelvan a su curso, porque con tanta información se te satura el "disco duro" y no sale nada de ahí, y simplemente absorbes todo lo que pase ante tus ojos.


Una buena forma de evadirte y desconectar un poco es meterte dentro de una película. Y eso es lo que hice cuando vi "El Curioso Caso de Benjamin Button".


Me llamaba la atención ver esta película por la historia que en ella se narraba: la vida de un hombre que nació viejo y evoluciona en sentido contrario, y como no, el hecho de que ya contara con 13 nominaciones a los Óscar, dos de estas candidaturas por el mejor diseño de vestuario y mejor fotografía.

Dirigida por David Fincher (Seven, The Game, Fight Club) y guión de Eric Roth (Forrest Gump, Ali, Munich), está basada en una novela corta escrita por F. Scott Fitzgerald en 1921, y está interpretada en su papel principal por Brad Pitt, acompañado por un reparto de actores de la talla de Cate Blanchett, Taraji P. Henson, Tilda Swinton y Julia Ormond.






Claudio Miranda es el cinematógrafo chileno nominado por la Academia a la mejor fotografía en esta película, (ya había trabajado anteriormente con Fincher en Seven, Fight Club, The Game y Zodiac), y la verdad es que se lo merece. La fotografía de una película es una de esas cosas que hace que te entre por los ojos, y que se queden grabadas en tu memoria imágenes de la misma.


Jacqueline West ha logrado la nominación al mejor diseño de vestuario y no es de extrañar ya que su trabajo no debe haber sido nada fácil, ya que la historia de este curioso personaje transporta al espectador desde el año 1919 hasta el 2005, evolución que se muestra en la ropa y detalles de todos los personajes de cada escena.





CGI (Computer Generated imagery), es la alta tecnología utilizada para recrear en cada personaje la evolución del tiempo, aparte del maquillaje empleado para ello.


La historia, la de un hombre solo de por vida. (Qué pena)

Desubicado en el espacio y en el tiempo.

Profunda, de las que te hacen pensar durante sus 166 minutos...


Se ha convertido en un éxito de taquillas en Gran Bretaña, encabezando la lista de películas más vistas en el país este fin de semana, según informó hoy Screen International. La película recaudó 3,3 millones de dólares en los tres días desde su lanzamiento en el Reino Unido.



Dicen que la película está predestinada a ser un clásico...Ya se sabe, cuando el río suena...

2 comentarios:

Techunkiky dijo...

Magnífica película.
Los 166 minutos no se hacen nada largos y es un continuo disfrute por lo bien hecha que está en todos los aspectos.
Mención especial al gusto motero que tenía Benjamin y que fruto de su experiencia elige una Triumph como la moto que usa al final ;)

Mariana Hernández dijo...

Yo la vi en mi casa y yo creo que por eso se me hizo un poco pesada, pero está bien contada la historia. Jared Harris como el capitán Mike es muy divertido. Creo que la vería de nuevo pero sola, porque los demás se cansaron.