sábado, 6 de diciembre de 2008

Historia de un bolso (IV)

Otro de los bolsos que sigue recibiendo "homenajes" es el 2.55 de Chanel.

El último sitio donde han pensado en él para inspirar uno de sus bolsos ha sido en Pull&Bear, versión invierno en lana a cuadros



Ya en verano, Blanco hizo lo mismo, pero siendo un poco más fiel a su imagen acolchada



Y es que cuenta la leyenda que la diseñadora Coco Chanel se inspiró precisamente en el acolchado de las sillas de montar que veía en el hipódromo de Suresnes en París. Lo ideó en el mes de febrero de 1955, pensó en bautizarlo con el nombre de "Classique" (y que lo digas, de pequeña siempre relacionaba este bolso con señoras como mi abuela), pero dada la practicidad que caracterizaba a Coco terminó por llamarlo con la fecha de su creación: 2.55





Se realizó en piel guateada, con cadena metálica que permitía colgarlo del brazo y dejar las manos libres, y se podía usar tanto de día como de noche. (Otra muestra más del estilo práctico y revolucionario de la diseñadora, que pensaba ya en la mujer que salía por la mañana vestida de una manera que no desentonara si le llegaba la noche).




Por esto, su multifuncionalidad, se ha convertido en un clásico de la maison al q no se le nota ya más de medio siglo de vida.

Y es que Karl Lagerfeld se encarga cada temporada de rejuvenecerlo usando denim, tweed, terciopelo, lentejuelas...y fue quien le añadió el logo de las dos "ces" en el cierre.

En el 2004 se reactualizó con una nueva línea que recibió el nombre de Cambon, en honor al apartamento de la diseñadora en París, situado en esa calle.

Sigue un proceso de producción complicado y cuidado al detalle, desde la selección de las mejores pieles hasta el embalaje final. El proceso se realiza a la inversa y son necesarias hasta 18 horas de trabajo, según la piel que se utilice. En la creación de un 2.55 intervienen de 6 a 15 personas especializadas y el 50% de los modelos se realizan en negro en una pequeña ciudad de 3.000 habitantes, a 70 kilómetros del norte de París.
Las celebrities son adictas también al 2.55 a pesar de que es uno de los modelos más clásicos de bolso que pueda existir. Pero para contrarrestar esto, lo escogen en colores como el rojo, púrpura, blanco, en satén y punto guateado imitando piel de cocodrilo, etc. Un capricho que puede ser tuyo por la módica cantidad de 1.950 euros.
El modelo de la imagen de abajo es una lujosa variedad del 2.55, cuyo nombre exacto es Diamond Forever Classic Bag. Es igual que los anteriormente explicados, pero este posee una diferencia notable, y es que incluye un cierre en doble C de oro blanco, lleva incrustados 334 diamantes y una cadena de dicho metal precioso adornada con piel de cocodrilo. Este modelo es una edición limitada (sólo hay 13 ejemplares en todo el mundo) y cuesta 180.000 euros. Ideal para las más fashion victims.

Sus incondicionales, Agyness Deyn


Christina Ricci


Kirsten Dunst

Mary Kate Olsen


Paris Histon

Madonna

Sienna Miller

3 comentarios:

María H. dijo...

Patty, te agradecería alguna idea o sugerencia sobre bolsos mochila. Para mí son los más cómodos, sobre todo cuando tengo que coger al peque en brazos y subirlo por las escaleras. Pero no los encuentro y cuando doy con alguno no es precisamente bonito. Un beso. María H.

Patri dijo...

bueno es conocer un poco un mucho de la historia de esos objetos de culto por los que suspiramos, verdad???. Gracias por el post.

Tomo nota de PUll and bear, no suelo ir y no sabía que lo tenia.

Un abrazo y buen puente

Pecaspatty dijo...

María: No te preocupes que investigaré sobre los bolsos-mochila para dedicarles un post.

Patri: La verdad es que más ansiados se hacen cuanto más sabes de la historia que llevan detrás.

Besos y feliz puente!